Salud dental

Riesgos de los piercings en la boca sobre tu salud

Por moda o por estética cada vez es más frecuente ver a gente que con piercings en la boca: labio, lengua, frenillo e incluso en los dientes. Si en algún momento te has planteado lucir un piercing en la boca o alrededores hay algo que debes saber: tiene consecuencias sobre tu salud dental.

En Clínica Qualitas, tu clínica dental de Chamberí, queremos contarte los riesgos de los piercings en la boca sobre tu salud.

¡Piercings en la boca, encías en peligro!

Las encías son la parte de la boca que más sufre cuando te haces un piercing: al estar en continuo contacto con el metal del mismo favorece la acumulación de placa bacteriana o sarro. Un territorio perfecto para que aparezcan la gingivitis y la periodontitis.

Una de las consecuencias más notables de los piercings en el labio es la resección gingival: las encías retroceden dejando una mayor superficie del diente al descubierto, lo que puede provocar su pérdida. Si eres fumador, el riesgo de que tus encías se retracten aumenta considerablemente. Además, al tener más expuesto el diente, eres más propenso a desarrollar hipersensibilidad dental.

Traumatismos dentales

Al estar en permanente contacto con tus dientes, los piercings erosionan su superficie, como el agua y el viento erosionan las rocas. Este roce continuo provoca su desgaste, su astillamiento e incluso algunas fracturas en su borde.

Halitosis

Al fomentar la acumulación de placa bacteriana, los piercings incrementan las posibilidades de que la halitosis haga acto de presencia en tu vida. Ese nuevo objeto extraño en tu boca entorpece tu rutina de higiene dental diaria (no llegas igual de bien a todos los recovecos de la cavidad) haciendo que no elimines todo lo bien que deberías las bacterias que participan en la digestión de los restos de alimentos que quedan después de cada comida.

Cuánto más restos queden sin eliminar mayor será el número de bacterias que intervengan en su digestión. Estas bacterias se convierten en compuestos sulfurados que causan el mal olor que caracteriza a esta patología bucal.

Pero ahí no acaban los riesgos de los piercings en la boca sobre tu salud: también ocasionan infecciones, alteraciones en el habla, modificación del gusto, maloclusiones dentales…

Ya lo ves, los piercings en la boca tienen múltiples consecuencias sobre tu salud, ninguna de ellas buena. Sin embargo, si estás decidido a hacerte uno te dejamos una serie de consejos para que afecte lo menos posible al bienestar de tu boca:

– Acude a un establecimiento que cuente con profesionales cualificados y que cumpla con los requisitos técnicos y sanitarios mínimos establecidos por el reglamento de la Comunidad Autónoma en la que vives.
– Sigue los consejos de cuidado que te dará el profesional que te haga el piercing.
– Usa enjuague bucal después de cada comida para mantener el piercing siempre limpio.
Visita a tu dentista para que pueda comprobar que no has desarrollado ninguna infección y que todo marcha correctamente.

¿Conoces a alguien que esté pensando hacerse un piercing en la boca? ¡Comparte este artículo con ella o él para que conozca sus riesgos!

You Might Also Like

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.